Rol web


    Otro ejemplo más

    Comparte

    assamite91
    Admin

    Mensajes : 4
    Fecha de inscripción : 03/03/2014

    Otro ejemplo más

    Mensaje por assamite91 el Lun Mar 03, 2014 10:53 am

    Este es otro ejemplo de una intervención en una partida de Vampiro La Mascarada.

    Aun siento cierta rigidez en el cuerpo, es temprano, el sol  acaba de ocultarse y los efectos del sopor todavía se hacen notar. Además, haber dormido dentro de la ducha no ha contribuido a un buen descanso (pero se trataba del único lugar seguro de la habitación del hotel). Definitivamente esta no va a ser una buena noche. Me preparo para partir, y al abrir la puerta, una vez más siento que falta algo debajo de mi sudadera, pero qué remedio, soy consciente de que un invitado armado no resulta de agrado en el elíseo. Cojo el ascensor y me dirijo a la planta baja. Mientras desciendo, de nuevo vuelvo a preguntarme qué diablos estoy haciendo aquí.

    *Maldita Haza… bien sabe lo mucho que odio las visitas al elíseo… estoy seguro de que tanto Lauryn como Robb estarían encantados de venir en mi lugar, pero de nuevo “soy el idóneo para el trabajo”… a veces tengo la sensación de que le divierta forzarme a relacionarme con esos condenados camarilla*

    Las puertas del ascensor se abren y, desganado, camino hacia la salida del hostal. Al pasar por recepción, le ofrezco la llave de la habitación a la encargada deslizándola sobre el mostrador mientras, sin detenerme, me despido, inclinando levemente la cabeza antes de abandonar el edificio. Salgo al exterior y de forma instintiva busco un taxi (la zona está repleta de hoteles, locales de ocio, restaurantes, etc. de modo que puedo ver bastantes a mi alrededor). Me dirijo hacia el más cercano pero antes de subir, miro nuevamente el reloj, son aun las 22. Falta casi una hora antes de la cita así que decido ir andando: casi tanto como en vida, caminar a solas por la ciudad me tranquiliza y desde aquel sitio hasta mi destino no debe de haber más de 35 minutos a pie.

    //FdI: Haza (Haza Hajji) es mi sire, con quien convivo desde mi abrazo, y uno de los vástagos más destacados del clan Assamita en la ciudad. Nuestro refugio está a las afueras. Pese a que el clan Assamita no está alineado con la camarilla, Hazza tiene una buena relación con el principado (y se encarga de mantenerla con mucho interés). Robb y Lauryn también comparten refugio con nosotros. El primero, al igual que yo, es chiquillo de Haza, la segunda no lo es, pero igualmente está a sus órdenes.//

    assamite91
    Admin

    Mensajes : 4
    Fecha de inscripción : 03/03/2014

    Re: Otro ejemplo más

    Mensaje por assamite91 el Lun Mar 03, 2014 11:06 am

    No falta mucho para llegar al Principado. La noche esta especialmente agitada, parece que hay mas tráfico de lo habitual, ha empezado a lloviznar y, en el aire, los olores a humedad y polución se mezclan. Me subo la capucha de la sudadera y acelero el paso.

    Pronto, alcanzo a ver mi destino. El lugar destaca sobre todos los edificios de alrededor, una enorme mansión de estilo clásico, como aquellas que se pueden encontrar en el viejo mundo, con paredes blancas y grandes columnas de mármol, abrazado por un enorme jardín, repleto de setos, estatuas y alguna que otra fuente.

    En la entrada al recinto, un par de ghouls esperan la llegada de los invitados. Me bajo la capucha, saco la invitación del bolsillo y se la muestro a uno de ellos, la lluvia la ha mojado por uno de los lados, además se ha arrugado un poco, pero parece que no hay ningún problema ya que nada más reconocer el sello de Aghata Gastelli, el Ghoul me invita a pasar.

    *Sinceramente esperaba mas seguridad para poder entrar en el Elíseo... pero parece que a la condenada príncipe le basta con tener a ese esbirro Tremere del que me habló Haza cubriéndole las espaldas*

    Tras atravesar el ostentoso jardín, llego al portón del edificio, donde me reciben otros cuantos criados que me acompañan al interior. La decoración reviste hasta el punto más recóndito del edificio: más esculturas, cuadros, mosaicos, etc. Finalmente, tras atravesar varias aulas y galerías, llego a la sala donde esperan el resto de los invitados. En total debe de haber poco mas de una docena, algunos esperan sentados, otros de pie; los hay que vienen acompañados por sus sires o compañeros, mientras que otros, como en mi caso, lo hacen solos. Los criados sirven sangre en lujosas copas de cristal, y justo cuando acabo de tomar el primer trago de la mía, un vástago, que se presenta como Mateus,el Sheriff, nos invita a pasar a la sala de juntas, donde la Señorita Gastelli nos espera.

      Fecha y hora actual: Mar Dic 18, 2018 2:06 pm